Amigas por un Sueño

Los mejores detalles para celebrar el amor en familia

Los mejores detalles para celebrar el amor en familia

Bendiciones Amigos mi nombre es Oris Ortiz, tengo 47 años, y quiero contarles sobre los detalles que he disfrutado y celebrado en familia., Nací sin Padre, pero mi madre aun con su pobreza nos sacó adelante, nos llenaba de detalles que en mi niñez y adolescencia  no lograba valorar, no correspondí al cariño, ni escuche consejos.

Quiero hablarles de mi vida sin Cristo, cuando no conocía de Dios pensaba que mi madre me odiaba, hoy en Cristo Jesús puedo entender como bajo los detalles de mi familia logre crecer y ser muy fuerte., Hija de un hombre casado, no tengo su apellido pero era apegada a mi padre lo buscaba siempre, a la edad de 6 años mi madre colocaba una banca para que yo alcanzara el molendero donde se hacían las tortillas a mano, iba a la escuela descalza y en  una bolsa plástica llevaba mis cuadernos, y uno de los más bellos detalles de mi madre era hacerme dos trenzas que por el camino me iba deshaciendo porque mis compañeros se reían de mi.

Bendita época 1978, éramos muy pobres y solo desayunaba una tortilla con sal y café;  comencé a escuchar de un Dios que era muy Bueno que amaba a los niños y que hacia milagro, pero en mi nació un terrible odio por Dios, decía que era un Dios malo que permitía que yo sufriera tanto, a los 7 años ya me ganaba unos centavos jalando agua de un pozo, llenaba una pila y dos drones como; detalle que mi madre me daba 10 centavos era mucho dinero eso costaba la entrada a una sola casa que tenía televisor, por una hora cobraban 10 centavos me costaba mucho ganármelos, pero me gustaba mucho Chespirito.

A los 8 años nacieron mis dos hermanos gemelos y fui llevada a la ciudad para cuidarlos me imaginaba como podía odiarme tanto mi madre, que mi hermana y yo teníamos que cuidar de ellos porque mi madre trabajaba, hice una amiga a la par de la casa que alquilábamos, recuerdo que un día la fui a buscar y su padre me dijo que entrara el me mintió y trato de abusar de mí, no entendía muchas cosas pero  comprendía que la vida cada vez se me estaba volviendo más difícil,   a los años mi hermana mayor me llevo  a una fiesta y comencé a tomar los primeros tragos de licor a la luz de un candil y de una grabadora con baterías mucha gente bailaba y yo ya no me sentía. A los 26 años era madre de 4 hijos en varias ocasiones fui abusada sexualmente era alcohólica y no creía en Dios, es más el que me hablaba de Dios era mi enemigo.

Ese mismo año la mano Poderosa de Dios comenzó a tratar con mi madre y me di cuenta que no supe apreciar muchos detalles en mi vida y me di cuenta que había un Dios que me amaba. Hoy en día disfruto cada detalle en familia, agradezco haber sido pobre, agradezco que en mis tiempos no habían celulares porque platicábamos y jugamos mucho en familia, agradezco que compartí un huevo con mis dos hermanas y hoy valoro los alimentos que Dios nos da, gracias a mi familia porque me amaron a pesar de ser como fui. El amor en familia es el regalo más grande dado por Dios

Deja un comentario

Cerrar menú