¡Construyamos el Arca! Familias fuertes por sus convicciones en Dios.

¡Construyamos el Arca! Familias fuertes por sus convicciones en Dios.

“Como en los días de Noé… necesitamos estar firmes en nuestras convicciones ”

“Como En Los Días De Noé”

Es muy interesante encontrar que Jesús hace referencia a Noé y en particular a las acciones cotidianas de la sociedad cuando él fue cuestionado por los tiempos finales. Ya que les responde “Como en los días de Noé. Mt. 24:37 y Lucas 17:26.

¿Cómo eran “los días de Noé”? según estas referencias:

  • La gente hacia sus actividades diarias como casarse, alimentarse, trabajar, …
  • No estaban a la expectativa de lo que se les había anunciado como advertencia de Dios: un diluvio para exterminio de la humanidad.
  • Tuvieron el testimonio de un varón justo y que con su familia cumplía con la ordenanza de Dios. Génesis 7:1
  • Y analizando Génesis 6:5 encontramos que la gente estaba alejada de Dios de manera intencional y estaba por lo tanto pensando de continuo en el mal.

Será que podemos aplicar esta misma respuesta de “Como en los tiempos de Noé.” a nuestra situación actual hablando del descuido y la dureza de corazón de nuestra sociedad ante tantas advertencias de que Dios tiene un plan de salvación para ellas y no se dan por enterados y continúan llevando una vida cada vez más corrompida?

Y que, como Iglesia, podemos estar confiados haciendo nuestra vida cotidiana y no nos damos cuenta que el tiempo avanza en el tiempo de Dios, y la venida del Hijo de Dios está cercana?

Las Escrituras nos advierten que los días son malos, “que a lo bueno le dicen malo y a lo malo le dicen bueno”.

Estamos en los tiempos de Romanos 1 y 2 Timoteo 3:2. Estos pasajes denuncian la situación degenerada del ser humano y cómo repercute en la sociedad.

Noé y su familia como ejemplo –Génesis 5:28-10:32

¡¡CONSTRUYAMOS EL ARCA!!

Utilizo esta frase para resaltar que fue necesario TENER LA COVICCIÓN DE QUE LO QUE PEDIA DIOS TENIA SENTIDO EN SU SABIDURIA. Así es que ACCIONARON CONSTRUIYENDO el ARCA como respuesta de obediencia a su Señor. Por eso es necesario tomar a Noé como ejemplo para nosotras.

Algunos aspectos importantes en la vida de este héroe de la fe “pregonero de justicia” 2 Pedro 2:5:

  • Noé fue un hombre que desde su nacimiento trajo esperanza y regocijo a sus padres y a su generación (Génesis 5:28-29). Es hermoso entender que somos una bendición en este tiempo. Que podemos ser de consuelo por la gracia de Dios, portando su gloria.
  • Fue un hombre de convicciones:
  • Humildad, piedad: El estilo de vida de Noé fue tal que halló gracia delante de los ojos del Señor (Génesis 6:8)
  • Integridad: Noé fue justo delante del Señor (Génesis 7:1) de tal manera que su familia fue seleccionada como la familia que iba a dar continuidad a la raza humana.
  • Buen testimonio en la familia: Noé logró impactar a su familia a tal grado que caminaron juntos hasta subir al Arca.
  • Unidad Familiar: Como familia prepararon el Arca y los animales.
  • Obediencia y sometimiento: Noé cumplió al pie de la letra las instrucciones del Señor de cómo preparar el Arca y cómo introducir a su familia y a los animales en el arca (Génesis 6:22; 7:5; 8:18).
  • Perseverancia y Esfuerzo: Sirvió al Señor construyendo el Arca y todo lo que esto implicó estando casado, con sus hijos durante 101 años: Génesis 5:32; 7:6 y 8:13).
  • Generosidad y Valentía:   Dispuesto a compartir su fe sin avergonzarse de ella, ante la incomprensión y la burla; mostrándose valiente en un ambiente de gran oposición. (2 Pedro: 2:5; Romanos 1:16)

Esto es, la familia de Noé fue una FAMILIA FUERTE en medio de una generación corrupta porque se mantuvo firme en SUS CONVICCIONES DE PONER POR OBRA SU FE EN DIOS viviendo una vida justa, de salvar a su familia completa, de seguir las instrucciones al pie de la letra y levantarse como una familia adoradora (Génesis 8:20).

¿Qué son las convicciones?

Las convicciones son definidas como creencias firmes que sostienen a una persona de tal manera que moldean la manera en la que vive y por la que muere. La persona daría su vida a favor de esa o esas creencias porque se convirtieron en su convicción. Pueden ser religiosas, políticas, económicas, morales, etc. Son más que un gusto, una idea o una preferencia.

La persona está convicta, aprisionada o convencida de lo que él cree es lo correcto. Pablo era un prisionero de Jesús, en lo que respecta al llamado excelso de servicio, pero también porque él estaba totalmente agradecido de la salvación inmerecida que había recibido, por lo tanto, el apóstol aseguraba que no necesitaba que le sostuvieran con ofrendas por que le era impuesta por amor, la necesidad de publicar las grandezas de Dios a los gentiles y que por ello sufriría cada inconveniencia en el transcurso de su ministerio.

Por eso es importante analizar qué creemos, lo que nos impulsa a vivir como vivimos.

Si Vives lo que crees entonces tus hijos lo creerán también.

Importancia de tener convicciones en Dios “Porque cuál es su pensamiento en su corazón, tal es él “Proverbios 23:7.

Como cristianos, debemos tener convicciones que definan nuestra identidad y determinen nuestro estilo de vida y decisiones.

Puede que algunos crean que nuestras convicciones son un aspecto privado de nuestra vida, pero en realidad ellas están expuestas a la vista de todos, pues las expresamos con nuestras acciones diarias. Dios nos ha dado principios bíblicos con el propósito de protegernos, guiarnos, motivarnos y ayudarnos a vivir de acuerdo con su voluntad.

Como nuestras convicciones tienen una influencia tan poderosa, debemos examinarlas para determinar si contribuyen o no a nuestro crecimiento espiritual, o si nos acercan o separan de Dios.

La participación de la Palabra de Dios y del Espíritu Santo en las convicciones

El Espíritu Santo y la Palabra de Dios caminan juntos, se fusionan, para ministrar al creyente, para darles revelación de la voluntad del Padre y entendimiento de las Escrituras.

  • El Espíritu Santo desde antes de ser salvos se encarga de traer convicción de pecado en nosotros, de llevarnos al entendimiento espiritual que necesitamos para la salvación (Juan 16:8). De allí que primero estamos convencidos que somos pecadores y tenemos la CONVICCIÓN de que Cristo es la respuesta a nuestra situación actual.
  • El Espíritu Santo vino a vivir en nosotros y nos selló como hijos de Dios (Ef 4.30). Él es nuestro consolador, quien nos capacita para comprender la verdad y nos da la fortaleza física, emocional y espiritual para hacer lo correcto en medio de las pruebas y las dificultades (Jn 14.26).Nunca estaremos   solos al ser firmes en nuestras convicciones, pues el Espíritu de Dios está siempre con nosotros.
  • El Espíritu Santo nos da poder para ser testigos de la obra de Dios en Nosotros (Hechos 1:8).
  • La Palabra nos da los lineamientos, estatutos correctos para vivir una vida con certeza y seguridad (Deut. 6).
  • La Palabra te hace perfecto y enteramente preparado para toda buena obra (exhorta, redarguye (2 Tim. 3:16).

Es importante que seamos amantes de la Palabra, conocedoras de ella. Que nuestra familia tenga en mente un consejo sabio de ella, conozca las Promesas para que se conviertan en CONVICCIONES.

Las convicciones se pueden y se deben cambiar – Romanos 12:1-2

El apóstol Pablo en Romanos 12:1 y 2 llama nuestra atención que como creyentes podemos estar viviendo como los no creyentes. Funcionando bajos los mismos principios morales, prácticas carnales y con convicciones equivocadas fuera de la voluntad y plan de Dios. TENEMOS TODAVIA LA MISMA FORMA MUNDANA. Que se requiere RENOVAR, hacer cambios de fondo y así ser TRANSFORMADOS y experimentar la voluntad de Dios que es agradable y perfecta.

Si no eres una mujer de convicciones entonces eres una mujer fluctuante e improvisada.

La RENOVACION del ENTENDIMIENTO, esto es de la cosmovisión, la manera que vemos e interpretamos la vida, de cómo actuamos. Hay ARGUMENTOS, ideas, CONVICCIONES equivocadas hasta dañinas que son ALTIVECES que se levantan en contra de la verdad.

Tú vida puede estar limitada por eso. Por falsas creencias y Convicciones ajenas de la verdad de Dios.

Nutre tu fe porque la fe es una convicción.

Y algo muy importante LA FE es una convicción y porque es una convicción necesitamos nutrirla con la PALABRA VIVA para que esté fuerte y activa. “Es pues la fe, la certeza de lo que espera, la convección de lo que no se ve” Hebreos11: 1.

Ten comunión con gente de fe, que tiene testimonios de la obra de Dios. Arrójate como familia a tomar acciones en

fe respecto a asuntos que la Palabra revela que pueden hacer como perdonar, interceder por personas, circunstancias, también pueden apoyar económicamente a alguien, etc.

Que nuestros hijos y cada integrante de la familia vivan por sus convicciones personales

Es de suma importancia que identifiquemos si nuestros hijos están actuando por temor, presión o por convicción. Que verifiquemos si estamos formando a personas capaces de tomar decisiones por sí mismas, que entienden racionalmente las consecuencias, los riesgos, los beneficios, las bendiciones de hacer tal o cual cosa.

Esa sería una señal de madurez en nuestros hijos, que ellos actúen conscientemente, tomen sus propias decisiones y vivan sus consecuencias. Estos es, que VIVAN POR CONVICCIONES PERSONALES BASADOS EN LA VOLUNTAD DE DIOS.

Por ello como nos sugieren las Escrituras:

  • Necesitamos acompañarlos diariamente con un buen testimonio personal, una palabra de ánimo, una explicación, un consejo y vean y vivan el proceso de encarnar la Palabra de Dios en cada circunstancia de su vida.   Josué 1:8; Dt. 6:1-9.
  • . Que les mostremos qué dice las Escrituras de los temas sobre su carácter, fidelidad de Dios, la vida, el trabajo, el matrimonio, las amistades, los valores éticos, etc.
  • Orando juntos como familia para tomar las mejores decisiones y obtengan fortaleza y apoyo mutuo. Eso hará la diferencia porque no estará solo ningún integrante de la familia.

Ejemplos de Convicción personal y grupal estando su vida de por medio

  • Los jóvenes en el horno de fuego: Adorar solo al Señor y no a ídolos. Daniel 3:16-18
  • Débora: Defender a la nación de sus enemigos: Jueces 5:7
  • Rahab: Confiar en el pueblo de Dios, hebreos 11:31
  • Esther: Responsabilidad de cuidar a su pueblo: Esther 4:16

Siempre habrá oposición

Siempre habrá oposición para hacer la voluntad de Dios. Habrá hombres y mujeres que pondrán tropiezo para que caigas por vivir en integridad. Tenemos los ejemplos de oposición en Mardoqueo con Agag y sus súbditos con (Esther 3:1-6), los súbditos de Nabucodonosor con Daniel por orar al Señor (Daniel 6:13), con los otros 3 jóvenes por ser mejores en inteligencia, sabiduría, al no inclinarse ante el rey y los dioses ajenos (Daniel 3). El maligno no desmayará hasta que tomes la decisión de claudicar o mantenerte firme y decirle: ¡¡ESCRITO ESTÁ!!

No cierres tus ojos ni tu corazón. ¡Ahora es el tiempo!

Dios te llama a intervenir en este tiempo de la historia. Lo que sucede actualmente en la sociedad ya está afectando a nuestras familias.

La crisis espiritual, la mundana manera de vivir, el frío trato entre las personas y el rechazo hacia Dios están influyendo en las áreas de la educación y cultura, los medios de comunicación, etc.

Se promueve lo relativo, que no hay verdades absolutas, los valores son contravalores, el valor de la tolerancia está mal utilizado porque lo que realmente promueve es la permisividad y egoísmo.

¡¡¡Y necesitas despertar!!!

Y escuchar como Esther las palabras que Mardoqueo le dijo: No pienses que escaparás en la casa del rey más que cualquier otro judío. Porque si callas absolutamente en este tiempo, respiro y liberación vendrá de alguna parte para los judíos; mas tú y la casa de tu padre pereceréis, ¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al reino? Esther 4:14.

El Señor está contigo y está con nuestras familias para sostenernos en medio de la prueba y dificultad pues nuestros hijos y esposo pasarán por circunstancias donde su fe y confianza en Dios serán probadas. Y las convicciones de la Palabra de Dios serán fundamentales.

Y tú y yo necesitamos estar allí para respaldarlos.

Ellos son la esperanza para los jóvenes y varones que no conocen a Dios. Ellos son la prueba viviente de que vivir en Dios vale la pena.

¡¡Y tú demostrarás ser una mujer de Dios!!

¿Por qué claudicamos en nuestras convicciones?

Puede ser por

  • El temor a las críticas.
  • El temor al rechazo.
  • El temor a las pérdidas.
  • No fue una convicción personal fue sólo una creencia o preferencia de alguien más lo que nos guio.
  • No se encarnó en nosotros la verdad de Dios. .
  • Porque desconocemos la manera de pensar de Dios expresada en principios, mandamientos, las promesas, las advertencias, los consejos, cuidados de él que respalden nuestras decisiones y se vuelvan así en CONVICCIONES.
  • ¡¡Recuerda que la calidad de vida que tienes tú y los tuyos se debe a las convicciones que han tomado!!

Conclusión

¿Qué convicciones dirigen tu vida y la de tu familia? Recuerda que las convicciones son fuertes creencias, valores firmes que guían tu vida.

Es tiempo de que los hijos de Dios nos mantengamos firmes, sin importar las consecuencias. Nuestra prioridad debe ser agradar a Cristo para que seamos fieles a Él y a su Palabra.

Tu familia necesita que los guíes en convicciones firmes basadas en la Palabra de Dios. La eternidad de ellos está en juego y la bendición aquí en la tierra también. Tu testimonio familiar para el no creyente traerá esperanza y convicción de que se puede vivir con las convicciones firmes en la Palabra de Dios en este siglo 21.

Yoli de Menéndez

Directora del Ministerio de la Mujer Región México-Cuba

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.