¿Está tu Matrimonio protegido?  Cuatro claves para lograrlo

¿Está tu Matrimonio protegido? Cuatro claves para lograrlo

Si no son intencionales en proteger su hogar lo mas probable es que lo pierdan.   Lo que cosecharán es aquello que sembraron, es la regla de oro en la palabra. Lamentablemente muchas parejas se dan cuenta demasiado tarde que su matrimonio esta en serio peligro, la verdad es que este desgaste no se da de la noche a la mañana, es un proceso que se da a través del tiempo. Hay muchas acciones negativas que contribuyen a agravar el problema y a veces no son solamente los grandes conflictos los que arruinan el hogar sino también esas pequeñas acciones destructivas que acaban con la consideración, el respeto, las muestras de cariño y aun todos esos hermosos momentos de intimidad matrimonial en sus diferentes facetas.

Por ello, queremos compartir contigo cuatro claves importante para Proteger tu matrimonio:

  1. Evita culpar. ¡Estas haciendo las cosas mal! ¡No puedes hacer cosas tan sencillas!, ¡Parece que lo haces a propósito! Son algunas de las frases que llevan pólvora y que deben ser eliminadas. Saquen de su dialogo habitual el señalamiento culposo y mas bien introduzcan el “Debemos poner mas atención a esto” “Se debería arreglar aquello” “No podemos permitir que esto ocurra de nuevo”, así apuntan al problema y no a la persona.
  2. Elogia más y critica menos.   Establezcan la cultura intencional y sostenida de elogiar las cosas buenas de ustedes.   No mientan, solamente resalten lo mejor y usen un lenguaje constructivo de la forma que se señaló en el punto anterior.
  3. Desarrollen la cultura del Perdón y sean mas tolerantes. No todas las ofensas deben ser respondidas, practiquen la misericordia, dense la oportunidad de equivocarse o de tener un día malo y reduzcan el estrés del día a día a través de brindarse mutuamente un ambiente de paz.
  4. Protéjanse Mutuamente. La mejor forma de tener un blindaje del matrimonio es cuidarse el uno al otro.   Esto implica guardarse las espaldas, jamás hablen mal de ustedes ni en casa ni ante terceras personas, no se ridiculicen ante la gente ni se destruyan entre si.   Cuida de tu conyugue siempre y con todos.

Formen un frente ante las circunstancias y los destructores comunes del hogar. No hay mejor frente que la pareja a los pies de Cristo siempre juntos, siempre de acuerdo.

«Sobre todo, ámense profundamente los unos a los otros, porque el amor cubre todos los pecados». (1 Pedro 4,8)

Rolando y Gissela Quiroga

COORDINADORES INTERNACIONALES

MATRIMONIOS QUE PERDURAN

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.