La Protagonista del Cuento…

La Protagonista del Cuento…

Introducción
Son innumerables las historias y los cuentos que hemos leído acerca de princesas y reinas durante nuestra vida, la mayoría de ellos con finales felices. Durante gran parte de nuestra vida crecimos mirando hermosas telenovelas de amor y romance con el formato de la chica noble y humilde que se enamoraba del galán. Todas estas historias nos hacían sentir en el aire y suspirábamos cada vez que las leíamos o nos sentábamos frente al televisor. Siempre nos identificábamos con la buena, la chica humilde, noble, que era por lo general muy linda, pero que tenía todo en su contra para triunfar en la vida…y así íbamos viviendo fantasiosamente la vida de la protagonista del cuento o de la novela.

Hoy quiero que pensemos que tenemos la posibilidad de ser nosotras las protagonistas de ese cuento, el director más grande del universo nos está diciendo que él nos ha dado el papel principal!!! Nos ha elegido para ser la protagonista… tú, sí…eres la protagonista única de ésta gran obra…acompáñeme para que sepas las razones:

3 ELEMENTOS QUE NOS HACEN SER LA PROTAGONISTA
(Isaías 43:4)

I. MÍA ERES TÚ – IDENTIDAD.

43:1 “Ahora, así dice Jehová, Creador tuyo, oh Jacob (María, Ana, etc.), y Formador tuyo oh Israel ( Liliana, Lucía, etc…): No temas porque Yo te redimí; te puse nombre, mío (a) eres tú. La identidad es algo que hace que una persona sea única, específica y distinta a otra, son nuestro conjunto de rasgos que nos distinguen o caracterizan, es lo que nos da conciencia de ser. Cuando nacimos sabemos que “somos” por lo que nuestros padres nos dijeron, ellos vieron nacer a una niña, y nos pusieron un nombre, tenemos una sangre que heredamos de ellos, costumbres etc…pero Dios nos está afirmando aún más allá de nuestra identidad aquí en la tierra, él nos señala y afirma con una identidad que trasciende nuestros padres, el tiempo y el lugar de donde venimos, porque quizás muchas de nosotras hemos vivido sin entender que tenemos esta identidad celestial porque desde que vinimos al mundo solo hemos sobrevivido, quizás no tuvimos los mejores padres, una gran educación, quizás alguien trató de interrumpir nuestro nacimiento, quizás alguien trató de borrar quienes éramos….tal vez nosotras mismas nos vemos con enojo, quisiéramos haber sido otras personas…

Dios, el Gran director del hermoso cuento de tu vida… te dice:

– Él nos formó y creó.
– Él nos redimió.
– Él nos dio un nombre.

II. YO SOY TU PROTECTOR – PROTECCIÓN.

43:2,3 “Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti”.

Él nos da garantía de su protección, él no abandona su creación, anteriormente mencionamos que la Biblia contundentemente dice que Dios es nuestro creador, él promete estar con nosotras, acompañarnos y protegernos. El autor de nuestra vida proveerá el cuidado necesario. El sentirnos que le pertenecemos a él, afirma nuestra seguridad. Uno de los mayores problemas de nosotras como mujeres surge desde nuestros miedos e inseguridades, el no sentir que pertenecemos nos desmotiva, aísla, frustra y peor aún produce tendencias destructivas en nuestra estima y valoración. Sin embargo nuestro Amado Padre Celestial nos toma de la mano y nos dice que le pertenecemos a él y por lo mismo nos provee cuidado y protección.

HAY 3 ELEMENTOS QUE NOS MENCIONA ESTE PASAJE: AGUA, RÍO Y FUEGO.

Tres elementos que denotan momentos de crisis, de prueba, de tribulación, tiempos en los cuales dudamos, flaqueamos, tendemos a perder de vista quienes somos, creemos que el autor de esta gran obra que es nuestra vida se ha olvidado de nosotras, pero NO, él dice YO ESTARÉ CONTIGO – NO TE ANEGARÁN – NO TE QUEMARÁS.

III. FUISTE DE GRAN ESTIMA Y HONORABLE – POSICIÓN.

43:4 “Porque a mis ojos fuiste de gran estima, fuiste honorable, y yo te amé…”

Eres una mujer con valor, un valor dado por Dios, la sangre de Jesucristo es tu precio, el ser una hija de Dios te da un valor inigualable. Eres una joya de gran precio, un tesoro, es lo que dice Dios de ti. No es lo que ha querido decirte el mundo. Él te ama porque él te creó y formó, porque le perteneces. Y por lo mismo él te posiciona, te da un lugar, un lugar que es únicamente para ti. Él te visualizó con ese gran valor porque te vio a través de su Hijo, y cuando él te miró, dijo: WOW!!! Esta hermosa mujer es de un elevado costo. GRAN ESTIMA, UNA MUJER DE HONOR, una mujer digna de ser respetada. Tú no debes esperar que una moneda cambie tu destino, que venga un persona famosa y te saque de tu triste realidad, que te ganes un premio en la lotería para ser feliz, que alguien te reconozca para ser alguien, porque tu posición se encuentra en Cristo!!!

CONCLUSIÓN:

Los finales de nuestra historias idealizadas siempre tienen un final feliz, la chica humilde consigue quedarse con el amor de su vida…Qué piensas tú, podrás vencer en el nombre de Jesús todas las barreras que te alejan de tu gran amor, quieres tú ser la protagonista de esta historia real, que es tú historia y correr y creerle a nuestro gran director de esta hermosa historia que sí hay un final feliz para ti?

Eres única, valiosa, digna, honorable, una mujer amada por Dios, que nada detenga lo que Dios ha diseñado para ti…

Sé tú la protagonista… Dios te da IDENTIDAD, PROTECCIÓN Y POSICIÓN.

Por Claudia Yañez, Mter.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.