La Prueba Fortalece

La Prueba Fortalece

Muchos quisiéramos evitar los obstáculos que la vida nos presenta pero la realidad es que son necesarias. Si queremos crecer y llegar al lugar donde Dios ha destinado que lleguemos, debemos de pasar la prueba. El camino hacia tu propósito no sera fácil, no sera una carretera directa. Habrá curvas, zonas de construcción, desvíos y obstáculos que se presentaran en el camino. Pero si te mantienes enfocada, llegaras a tu destino final. Algo que aprendi desde muy jovencita es que lo bueno cuesta, y lo fácil, fácil se va. Como hija de pastores, mis padres inculcaron en mi desde una temprana edad que independientemente de como yo me sienta o las circunstancias que este atravesando; Dios merece mi mejor adoración. No solo en las buenas se adora, sino que también en los momentos difíciles, Mi madre, la pastora Eny Perez es mi mentora y con ella he aprendido a pelear y ganar mis mas grandes batallas. Ella me ha enseñado a creerle a Dios, aun cuando mi situación diga lo contrario y apropiarme de Sus promesas.

 

La bendición muchas veces te costara lagrimas pero aprenderás a valorar lo que Dios te entrega. La prueba no es para matarte, sino para fortalecer tu fe y tu mayor crecimiento vendrá a raíz de las dificultades. Confía en el proceso porque si Dios lo ha permitido, es por una razón. De ella aprenderás una gran lección y te preparara para el proximo nivel donde Dios quiere llevarte. No trates de huir de ella, porque el proceso es el vehículo que te llevara a la promesa. Dios es fiel para cumplir cada palabra que El ha declarado sobre tu vida. Así que descansa en Su palabra, descansa en Sus promesas.

 

Jesus no nos prometio un camino libre de problemas. Al contrario, El nos asegura que lo tendremos. Juan 16:33 dice: En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.”  Es refrescante saber que aunque la aflicción y el dolor toque nuestra puerta, la fe y la esperanza no permitirán que se acomoden y hagan de ese lugar una residencia permanente. La clave del verso bíblico es “confiad”. No importa lo que suceda, si confiamos en Jesus, venceremos.

 

Así que hoy quiero animarte a que le creas a Dios. Quizás tus circunstancia diga totalmente lo opuesto a lo que Dios te ha prometido. A lo mejor te encuentres cansado y listo para rendirte y soltarlo todo; no lo hagas. Dios no ha terminado contigo. La buena obra que El empezó en ti, la perfeccionara. Sigue creyendo porque tu historia no termina aquí, Dios tiene mas para ti. Solo tienes que creer, aunque se vea imposible, recuerda que para El no hay nada imposible. Lo que me encanta de nuestro Dios es que El no es como nosotros, El no opera bajo emoción ni cambia de mente como nosotros lo hacemos. Dios no es hombre para mentir ni hijo de hombre para arrepentirse de lo que El ha declarado. La promesa sigue en pie, y a Su tiempo se cumplirá. Tu trabajo es simplemente creer y darle espacio a Dios para que El pueda trabajar en tu situación. Si te encuentras angustiado por los afanes de la vida, Filipenses 4:6-7 nos recuerda que: “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.” No podemos darle lugar a la preocupación, sino que en todo tiempo, oremos y démosle gracias a Dios porque El esta trabajando a nuestro favor. Cuando nos rendimos totalmente a El y a Su voluntad perfecta, es entonces donde recibimos la verdadera paz que solo Dios nos puede dar.

 

Atrévete a confiar ciegamente al que puede hacer muchísimo más de lo que puedas imaginar o pedir, según nos dice Efesios 3:20. Dios tiene mas para ti y El es fiel para cumplir Su propósito en tu vida. La prueba te fortalece para recibir lo que Dios ha diseñado para ti.

 

Landy Perez-Feliciano

Autora del libro,

Un Momento De Silencio (Dios quiere hablarte)

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.