TODO COMIENZA CON EL AMOR ¿QUÉ ES Y QUÉ NO ES EL AMOR?

 

En el mes del #Amor te dejamos esta hermosa reflexión.. #Comparte 🌸

TODO COMIENZA CON EL AMOR
¿QUÉ ES Y QUÉ NO ES EL AMOR?

Se dice que el amor es una de las fuerzas más grandes de nuestra existencia, sin amor no vivimos y por amor hacemos lo que sea.
El amor no se mide con palabras sino con hechos, con entrega, con lo que estamos dispuestos a renunciar, con lo que no estamos dispuestos a compartir con nadie más.
Si el mundo comprendiera el verdadero significado del amor, nuestra vida, nuestra familia y nuestra sociedad sería muy distinta a lo que conocemos hoy en día. La Biblia nos habla que el cumplimento de toda la ley es amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos, pero ahí hay otro problema; porque la raíz de falta de amor en muchas personas es que ni siquiera ellos mismos pueden amarse. Pero, “si te amas, cuidas tu cuerpo; si te amas, cuidas tu espíritu; si te amas, puedes amar a alguien de la misma manera en que deseas ser amado”.

Entonces, ¿cuál es el verdadero amor? la Biblia dice que Dios en esencia es amor y Jesús dijo, que no había amor más grande que dar la vida por los amigos; amor que el cumplió al dar su vida en la cruz del calvario por ti y por mí.
En la actualidad, hay muchas parejas que hablan de este amor “de dar la vida por el otro”; pero dar la vida por alguien más no es solo morir, es vivir dando lo mejor para los demás.
La Biblia habla del verdadero amor en 1 Juan 4:7-21. Sin embargo, durante mucho tiempo el hombre ha vivido sin recordar cuál es el objetivo por el cual vive; a diario decimos que nuestro objetivo o propósito es ser igual a Cristo, pero ¿cómo era Cristo? ¿cuál era su actitud? ¿cómo era su conducta? Cristo nos amó sin reservas y con esa actitud quiere que nosotros seamos imitadores de él. Jesús nos redimió del castigo eterno y se entregó a muerte de cruz por amor a nosotros.

Él nos limpió de nuestros pecados con su preciosa sangre. Mediante el amor de Jesucristo, nosotros tenemos vida. Por eso la palabra dice que el que no conoce el amor, no conoce a Dios.

Debemos aprender a aceptar a los demás incondicionalmente. El amor incondicional no es únicamente lo que sentimos. Esto significa que nuestro prójimo no tiene que ser o hacer nada en particular para ganarse nuestro amor. Le amamos exactamente tal y como es. Una tarea difícil, puesto que la mayoría de nosotros tenemos una pequeña lista de cosas que queremos “arreglar” en los demás.
Un verdadero hijo de Dios, que tiene el amor como un estilo de vida no va a envidiar la felicidad o el progreso de su prójimo, sino que se alegra por su prosperidad, ríe cuando él ríe, llora cuando él llora y triunfa cuando él triunfa.
Fuimos creados para amar. ¡Qué mejor ejemplo de lo que es el amor, que el amor de Dios! Romanos 12:9-21

Con Amor: MSc. Gladys Anleu de Guatemala🌸
Dejando tus comentarios 👇🏻y comparte con una amiga que necesite escuchar esto hoy!

 

 

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.